La Pasión oculta: Ntrª. Srª. de la Soledad

Ntrª Srª de la Soledad. Anónimo s. XVIII. Colección privada.

Ntrª Srª de la Soledad. Anónimo s. XVIII. Colección privada.

No hemos podido resistirnos a inaugurar este apartado tan especial para nosotros de otra manera que con una imagen que fue devoción de nuestros antepasados y aún hoy lo es nuestra y de nuestra familia. Esta bellísima Dolorosa de tamaño algo menor del natural forma parte del patrimonio de nuestra familia paterna desde hace décadas. En concreto, fue nuestra abuela paterna la que la custodiaba y veneraba en su antigua casa de la Alameda de Colón, donde la conocimos en nuestra niñez en su alta hornacina en la entrada o hall (como le gustaba llamar a nuestro padre) iluminada por dos faroles de forja con cristales verdes… y nos encandilamos de ella, aun siendo un niño de apenas seis o siete años. Desconocemos cómo llegó a manos de nuestra familia y, en particular, de nuestros abuelos, aunque suponemos que nuestro bisabuelo, quien hizo sus escarceos en el coleccionismo de arte, pudo haber sido el que la adquiriese y regalase a su hijo, nuestro abuelo Carlos Varea Toledano. Nuestro padre nos recordaba que le habíamos pedido a nuestra abuela que si ella moría, nos podíamos quedar con la Virgen, algo que nosotros recordamos muy vagamente. Tristemente, tal circunstancia hubo de darse al tiempo, pasando la Dolorosa a nuestra casa particular donde se ha conservado desde entonces sobre una antigua máquina de coser Singer, cuyo oscuro mueble sirvió de improvisado altar.

Desde pequeños llamábamos a la Dolorosa como la Virgen, puesto que carecía de advocación alguna, si bien, con los años comenzamos a llamarla de la Soledad, en honor a su fiel custodia y devota, nuestra abuela Sole, nombre muy apropiado además para este tipo de imagen de la Madre de Dios. Nuestro cariño hacia ella, además de nuestra admiración y orgullo dada su alta valía artística, nos han movido para que sea nuestra Virgen de la Soledad la que inaugure este espacio dedicado a las devociones pasionistas de Málaga… de culto interno o privado.

Virgen de la Soledad

Virgen de la Soledad. Colección privada.

Estilísticamente hemos ido evolucionando en cuanto a su datación cronológica y su posible adscripción a algún artista o círculo artístico. Desde nuestra afición a estos quehaceres de la historiografía artística vemos ciertas señales que nos permitirían aventurarnos en tal tesitura. Desde el punto de vista del estudioso aficionado, podemos decir que advertimos ciertas similitudes con otras Dolorosas de esta tipología, si bien aquéllas serían de tamaño natural. Las analogías con la antigua Virgen de Consolación y Lágrimas de la cofradía de la Sangre, obra atribuida tradicionalmente a Fernando Ortiz (1717-1771), con la Virgen de Fe y Consuelo de la cofradía del Calvario antes del incendio que arrasó sus primitivos rasgos, o con la Virgen de la Encarnación de la cofradía de los Dolores (del Puente), son al menos llamativas. Nuestro padre llegó a contactar con un anticuario que le ofreció una cuantiosa suma por la adquisión de la imagen, asegurando que se trataba de una obra de Mena. Sin embargo, no parece que la efigie esté relacionada con el círculo artístico del inmortal granadino. Nuestra vieja amistad con el profesor Juan Antonio Sánchez López nos permitió  sonsacarle alguna posible atribución acerca de la Dolorosa, relacionándola con el círculo de Fernando Ortiz, si bien no pudo llegar a ver la imagen in situ. Nuevamente la amistad nos ha servido para indagar un poco más en la datación de nuestra Virgen, en este caso el historiador y restaurador Enrique Salvo, quien recientemente nos orientó al respecto datando la obra en el siglo XVIII, cercana al taller de la familia Asensio de la Cerda. Por último, si nos atenemos al parecido entre nuestra imagen y la antigua Dolorosa del misterio de la Mortaja y, el que el citado profesor Sánchez López advirtió entre ésta última y la Virgen de la Soledad de Santo Domingo (recientemente atribuida al escultor antequerano Antonio del Castillo (1635-1704) en 1692), podríamos sacar más conclusiones. En cualquier caso, la imagen parece ser de mediados del siglo XVIII, debiéndose a algún taller local influido por la estética de Pedro de Mena (1628-1688). Nada más podemos decir sin entrar en el terreno de la conjetura.

Busto prolongado de la Dolorosa.

Busto prolongado de la Dolorosa.

De lo que no nos cabe duda es que la obra es de gran valía y categoría. Apreciamos en ella todo el sabor de la imaginería sagrada destinada a la meditación y la reflexión personal, leiv motiv de este tipo de piezas de culto privado. Nuestra Virgen de la Soledad presenta las características habituales de esta tipología: expresión compungida, cabeza inclinada y girada a la izquierda y manos entrelazadas en actitud orante. La encarnadura es pálida, casi cristalina, sonrojada en pómulos y párpados a causa del llanto. Devoción de nuestros antepasados que guardamos celosamente y que ahora compartimos para difusión de sus valores artísticos.


3 responses to “La Pasión oculta: Ntrª. Srª. de la Soledad

  • agustincamargo

    Buenas, soy historiador del arte, hace unos meses que publiqué un pequeño artículo en mi blog sobre la atribución de la Virgen de las Tristezas (Hermandad de Ánimas) de Córdoba al escultor antequerano Antonio del Castillo.

    Le escribo ante todo para comentarle que lo he editado para añadir una mención sobre esta imagen, preciosa por cierto, incluyendo una de las fotos que aquí aparecen. Espero que no le importe, he adjuntado un enlace al final como fuente de la que he tomado información.

    No tengo la menor duda de que su dolorosa puede relacionarse claramente con la obra de Antonio del Castillo, puede comprobar usted mismo que tiene muchos puntos en común con la mayoría de imágenes que se le atribuyen y que cito en dicho artículo, especialmente con Consolación y Lágrimas (antes de su remodelación) y Encarnación de Dolores del Puente, también guarda gran parecido con la imagen cordobesa.

    Por cierto, es que la obra de Del Castillo bebe de la de Pedro de Mena, tuvo que colaborar con él en algún momento, parece ser que en la sillería del coro de la Catedral de Málaga.

    Le dejo el enlace: https://artefeytradicion.wordpress.com/2015/02/09/tristezas_antoniodelcastillo/

    Un saludo.

    Me gusta

  • almotamid

    Hola Agustín.
    En primer lugar, agradecerle los elogios hacia mi dolorosa, es obvio que la tengo en una estima altísima por los motivos sentimentales que señalé en mi artículo. Seguidamente, agradecerle que haya tenido en cuenta tanto a la imagen como a mi modesto trabajo. Soy aficionado en estas lides pero me apasiona todo lo relacionado con el arte y su historia. Finalmente, darle las gracias de nuevo por arrojar más luz a la posible autoría de mi dolorosa. Advertí cierto parecido con la Virgen de la Soledad de la Congregación de Mena (Málaga) y de ahí vino la relación con el escultor Antonio del Castillo, algo que vd. me ha hecho ver con más claridad.

    Gracias por visitar mi página y enhorabuena por la suya y su trabajo de referencia.

    Un cordial saludo.

    David Varea Fernández.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: